Inicio / Comunicación / El grupo de radioaficionados Corralito Cho Juan de Malia celebró su 4º encuentro, en el marco de las fiestas en honor de Nuestra Señora de La Esperanza

El grupo de radioaficionados Corralito Cho Juan de Malia celebró su 4º encuentro, en el marco de las fiestas en honor de Nuestra Señora de La Esperanza

El evento tuvo lugar el pasado sábado 30 de julio, con distintas actividades en torno a la radioafición: exposición de radios históricas, rastrillo y la activación de dos ermitas del municipio.

Santa Cruz de Tenerife, 02/8/2022.- El pasado sábado 30 de julio, el grupo de radioaficionados Corralito Cho Juan de Malia celebró su cuarto encuentro anual, enmarcado dentro de los actos de celebración de las fiestas en honor de Nuestra Señora de La Esperanza, en el municipio tinerfeño de El Rosario.

Durante toda la jornada se desarrollaron diferentes actividades relacionadas con este mundo apasionante de la comunicación que supone la radioafición: Exposición de radios antiguos históricas de diferentes modalidades y épocas; el rastrillo del aficionado, con una completa y variada oferta de material aportado desde distintos lugares de las islas (emisoras, antenas, medidores, distintos accesorios…), y la activación, como se conoce en el argot de los radioaficionados, de las ermitas de Las Rosas y Virgen de la Candelaria, la primera en el barrio del mismo nombre y la segunda en el de Las Barreras, ambas en La Esperanza.

Además, durante toda la jornada este entusiasta grupo de radioafionados realizaron contactos, en las diferentes modalidades que permite la afición (fonía, telegrafía y modos digitales) con muchos puntos de la Península, las islas, algunos países europeos y otros al otro lado del Atlántico, contabilizándose un total de más de cuatrocientos comunicados, lo que ellos llaman los QSO,s, logrando así añadir al registro mundial de localizaciones de puntos de emisión/recepción a la Villa de La Esperanza.

Este evento estuvo muy concurrido, con casi dos centenares de asistentes a lo largo de toda la jornada y supuso el reencuentro presencial, después del tiempo de confinamiento de muchos compañeros de afición, así como de nuevos aficionados que intercambiaron experiencias, conocimientos y gran interés por esta primigenia forma de comunicación, que tanto servicio público a prestado a lo largo de la historia y que aparentemente parece en desuso y solapada por las nuevas formas de comunicarse.

A media jornada, la Organización ofreció a todos los asistente un refrigerio con platos típicos canarios, en este espacio del Corralito Cho Juan de Malia, cargado de tipismo y tradición canaria.

La organización de esta jornada contó con la ayuda e infraestructura logística del Radioclub Islas Canarias, así como el apoyo del Ayuntamiento de El Rosario.