Inicio / Festivales / El MUNA acogió una nueva velada nórdica con motivo del Festival MusaEscandinavia

El MUNA acogió una nueva velada nórdica con motivo del Festival MusaEscandinavia

Literatura, arte y gastronomía de los países del norte de Europa se dieron cita ayer jueves en dos de los patios del centro, bajo las pertinentes medidas de seguridad estipuladas para prevenir el Covid-19

La jornada despertó gran interés entre el público asistente y entre los que siguieron la experiencia gastroartística por ‘streaming’

El Museo de Naturaleza y Arqueología (MUNA), dependiente del Área de Educación, Juventud, Museos, Cultura y Deportes, que dirige la consejera insular Concepción Rivero, acogió ayer jueves, 3 de septiembre, una velada cultural nórdica que se desarrolló en los patios al aire libre del centro y que incluía dos actos vinculados a estos países del norte de Europa, actividades que forman parte del Festival de Cultura Escandinava MusaEscandinavia y que se desarrollan bajo las pertinentes medidas de seguridad estipuladas para prevenir el Covid-19.

La jornada comenzó con la presentación de la editorial Nórdica Libros (referente en España de las diferentes literaturas de los países nórdicos), de la mano de La Librería de Mujeres y en colaboración con el gastrobar del MUNA, Mues.ca

Más avanzada la noche tuvo lugar SaboreARTE. Gastronomía con diseño nórdico, que tiñó de colores y sabores esta velada en la que se mezcló el diseño escandinavo (ilustraciones en vivo, realizadas por la artista sueca Rebecka Skog, de 10 manteles alegóricos a la gastronomía escandinava proyectadas en la pantalla-vela del impresionante drakkar de 12 metros ubicado en el patio de Las Palmeras) con sonidos del norte de Europa y con comentarios sobre estas ilustraciones, a cargo de la  filóloga danesa Mia Hove Christensen, que incluían nociones acerca de la gastronomía y la cultura de estos países.

Mientras tanto, los asistentes pudieron disfrutar de un menú especial de inspiración escandinava (diseñado para este encuentro por el gastrobar del museo, Mues.ca), que incluía platos típicos de la zona, como salmón marinado, papa hasselback y pastel noruego de almendra y frambuesa.