sábado , 24 febrero 2024

‘Ella y los cerdos’, una historia apasionante que narra un crimen atroz desde el baño de un colegio

Inspirada en hechos reales, la obra se podrá ver este miércoles 8 en el Espacio La Granja, con el público sentado en el mismo escenario

Una nueva pieza de la compañía de Rosa Escrig, que parte del texto ganador del certamen La Rebelión de las Voces 2019

El Espacio La Granja ofrece este miércoles 8 la singular pieza escénica ‘Ella y los cerdos’, una historia apasionante que narra un crimen atroz y lejano desde el baño de un colegio. Se trata de una nueva pieza escénica de La Escrig Producciones que se podrá vivir de forma íntima e intensa, ya que el público estará sentado en el mismo escenario, rodeando a la actriz que protagoniza el relato, basado en hechos reales.

‘Ella y los cerdos’ es una versión libre de la novela ‘Amuleto’ de Roberto Bolaño, escrita por Leonardo González, ganador de la IX edición del Certamen La Rebelión de las Voces (2019), un texto que Rosa Escrig lleva a escena en una nueva apuesta por las nuevas dramaturgias. Las entradas están disponibles en la web y en la taquilla del teatro al precio de diez euros. La función comienza a las 20.00 horas.

Rosa Escrig es Auxilio, mujer de mediana edad, profesora de filosofía, que se oculta durante días en los baños de un colegio durante un asalto de la policía en busca de uno de sus alumnos de primaria. Es un personaje que en sí mismo esconde una metáfora: ella se identifica con Casandra, alguien que ve el futuro, y el pasado. Eso permite que el público juegue, imagine y pueda sentir que está en los años ochenta, en el presente o en el futuro sin que quede explícito en el texto ni en el montaje.

La historia está basada en un caso real: la protagonista es un personaje inspirado en Alcira Soust Scaffo, una maestra y poeta uruguaya radicada durante más de dos décadas en México y que permaneció oculta durante quince días en un baño de la facultad durante la ocupación de la UNAM (Universidad de México) por el Ejército Mexicano de 1968. Este episodio se convirtió en una anécdota destacada del Movimiento de 1968.

Con el propósito de incluir al público en el mismo espacio escénico donde la protagonista vive encerrada, se ha apostado por un escenario abierto a múltiples posibilidades y con capacidad de adaptación a diversos espacios en un ámbito escénico sobrio, desnudo de escenografía naturalista: tan solo un inodoro y una pequeña pared de baldosas que permanece fija durante toda la representación.

El Espacio La Granja, sala gestionada por el Gobierno de Canarias, ofrece descuentos en taquilla del 20% para personas en situación de desempleo, jóvenes de entre 12 y 25 años, mayores de 65 años y estudiantes. Asimismo, ofrece una tarifa única de 4 euros a estudiantes de artes escénicas y música, y sus entradas pueden ser utilizadas también por beneficiarios del Bono Joven Cultural.