Inicio / Literatura / La Fundación CajaCanarias rinde homenaje a la figura de Isaac de Vega con motivo del centenario de su nacimiento

La Fundación CajaCanarias rinde homenaje a la figura de Isaac de Vega con motivo del centenario de su nacimiento

El Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife acoge el próximo 8 de noviembre (18:00 horas) este acto destinado a rememorar su figura a través de un espacio diálogo y la proyección del documental Fetasianos

Las invitaciones para acudir a la sesión pueden solicitarse a través de www.cajacanarias.com

Con motivo del centenario del nacimiento de Isaac de Vega, la Fundación CajaCanarias ha diseñado un acto de homenaje a su figura humana y literaria que tendrá lugar el próximo 8 de noviembre, a partir de las 18:00 horas, en el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife. Las invitaciones para acudir a la sesión ya pueden solicitarse a través de www.cajacanarias.com y, a su vez, será retransmitido en directo desde el canal de la Fundación CajaCanarias en YouTube.

Para tal ocasión, la Fundación CajaCanarias ha decidido proyectar la producción audiovisual Fetasianos, el laberinto habitado dirigida por David Baute y realizada por la Fundación CajaCanarias en 2006, un documental que recoge y deja constancia de la profundidad y complejidad de la “idiosincrasia” fetasiana, con las figuras de Isaac de Vega y Rafael Arozarena como eje central. A través de esta jornada conmemorativa, la Fundación CajaCanarias rescata el referido documental en un único pase presentado por David Baute, así como pretende rendir homenaje a la figura de Isaac de Vega a través de un diálogo entre David Baute y los escritores Sabas Martín y Víctor Álamo, grandes conocedores de su literatura.

Isaac de Vega, nacido en Granadilla en 1920, miembro de la Academia Canaria de la Lengua y maestro de esta rama del conocimiento durante gran parte de su vida en diferentes islas del archipiélago, era una persona sencilla y humilde que, alejado de los banales ruidos y compromisos mediáticos, se consagró como referente para toda una generación de literatos. A lo largo de su inmensa trayectoria colaboró con varias narraciones, artículos y estudios críticos en publicaciones como La Tarde o Liminar. Recibió en 1988, junto con su inseparable Rafael Arozarena, el Premio Canarias de Literatura.