Inicio / Artes plásticas / Matías Mata, ‘Sabotaje al Montaje’, deja su arte más abstracto en el Polígono Residencial de Arinaga

Matías Mata, ‘Sabotaje al Montaje’, deja su arte más abstracto en el Polígono Residencial de Arinaga

El artista plasma en dos paredes de la Urbanización La Paz su obra más personal y creativa, similar a la que le ha supuesto importantes reconocimientos a nivel internacional.
Sabotaje al Montaje es una de las firmas más destacadas del panorama artístico de Canarias. En sus más de 30 años de trayectoria, ha cosechado importantes reconocimientos a nivel nacional e internacional y ha podido plasmar su obra en muros, paredes y fachadas de medio mundo, aunque su mayor galardón siempre ha sido el aplauso unánime del gran público. Arte urbano y popular, reapropiación pictórica de los espacios públicos, muralismo del siglo XXI, grafiti con conciencia social. Detrás de todo ello se encuentra la figura de Matías Mata, creador apasionado y vocacional, licenciado en Bellas Artes y uno de los artistas plásticos más brillantes de Canarias, que acaba de concluir dos nuevos murales en el Polígono Residencial de Arinaga.
Son sus primeras obras en el municipio de Agüimes y es muy posible que no sean las últimas. El Ayuntamiento ya está intentando comprometerle para encontrar nuevas fechas dentro de su apretada agenda, muy demandada dentro y fuera del archipiélago, con el objetivo de que continúe plasmando sus creaciones en el municipio. El alcalde de Agüimes, Óscar Hernández, y la concejala de Parques y Jardines, Juani Martel, dialogaron este lunes con el artista justo delante de sus nuevos murales. Terminados de pintar el pasado sábado, aprovechando la Semana Santa, su realización se topó con el viento como principal inconveniente. Pese a las dificultades, el autor se muestra entusiasmado con el resultado final, que puede ser admirado desde la concurrida carretera general GC-100 que une el Cruce con la Playa de Arinaga.
Los murales del Polígono Residencial pasan a formar parte, a partir de ahora, de la obra más personal y creativa de Sabotaje al Montaje, frecuente en sus creaciones internacionales –como las realizadas en Wynwood (Miami) y Baton Rouge (Lousiana)–, pero menos habitual en nuestro archipiélago. Lejos del arte figurativo que suele destacar en la mayoría de sus murales canarios, las paredes pintadas en Agüimes, ya reseñadas por una de las páginas de grafiti y arte urbano más conocidas del mundo, destacan por su inspiración abstracta, absolutamente libre, improvisada y espontánea, de carácter urbano y colorista. Formas geométricas, luz y dinamismo, una explosión cromática con la que el artista entabla un diálogo artístico entre la urbanización y su entorno más inmediato. Desaparecida la barrera vegetal que separaba y ocultaba el barrio, sustituida por un nuevo ajardinamiento más amable e integrador, el espacio se convierte ahora en un puente de entendimiento, una oportunidad para el descubrimiento, el conocimiento y la comprensión de un lugar y unas gentes que llaman a ver y ser vistos por vecinos y visitantes.