Inicio / Firmas / Carlos Jesús Pérez Simancas / ‘Vivir en estas islas’, por Carlos Jesús Pérez Simancas

‘Vivir en estas islas’, por Carlos Jesús Pérez Simancas

Tenemos la percepción de vivir en el culo en el mundo. Miramos de soslayo a otros países, pensando que son mejores o que juegan en otra liga mejor que la nuestra. A veces se habla de “Españistán” o cosas así. Y somos injustos con nosotros mismos. Pasó una pandemia y los servicios básicos funcionaron. En algunos países de Europa, se tuvo que bajar la calidad de Internet para prestar el servicio. Aquí iba a toda pastilla. Todo funcionaba bien. Pero aún así nos quejamos. Luego vino “Filomena”, incendio de Málaga o la riada levantina entre otros ejemplos, y los servicios de emergencia funcionaron como la hora. Hubo problemas, sí, pero minimizados y localizados.
Ayer en La Palma, vimos un espectáculo de la naturaleza que surgió de las entrañas misma de la tierra. Algo que ronda entre lo fascinante y lo aterrador. Algo que creará un nuevo paisaje, destruyendo todo lo que encuentre a su paso.

La ciencia española estuvo a la altura, las universidades Canarias y las administraciones han dado el do de pecho. Sí, aunque no lo creas, vaticinaron con tiempo que algo iba a pasar y prepararon todo para que no lamentáramos pérdidas humanas.

Vivimos en unas islas que están ( para bien o para mal) en el primer mundo. Donde los servicios de emergencia funcionan bien y hay protocolos para todo. Y a veces, la mayoría de las veces, no sacamos pecho por ese motivo. Sólo nos quejamos y hacemos caso omiso a las recomendaciones que se lanzan desde diferentes plataformas. Una foto en el Instagram vale más que la propia vida.

Hoy estamos con todas esas personas que están viendo como la lava se está llevando sus casas y enseres. Pero esa gente, sabe que tiene a todo un archipiélago detrás. Seguimos siendo solidarios con los nuestros y los que no son nuestros. Ya saben las alegrías y las penas se reparten por igual entre las Islas. Tocan a una, tocan a todas.
Este alegato mañanero, sólo es para decirles que vivimos en un gran lugar. Un paraíso de muchos pros y algunas contras. Contras como vivir en un territorio volcánico. Pero que gracias a los servicios de emergencias, voluntarios de Protección Civil, Cruz Roja, Fuerzas de seguridad del Estado, Ejército y personal de las diferentes administraciones públicas se minimizan las contras de las fuerzas de la naturaleza. Y ya eso es un gran pro para llamar a esto paraíso. ¿Cuántos lugares pueden decir algo así? Lugares insulares con las limitaciones de una isla.

Ya sabes que puedes opinar libremente en mi muro. Esto es solo una opinión de alguien que ve e intenta comprender el mundo que le rodea. Aunque no lo consiga tan a menudo como él pretende.

Gracias por leerme.
Carlos Jesús Pérez Simancas